Todo tiene precio, así que apostemos por la libertad!

Recordar lo que somos, dice la abuela Margarita. Este mundo cargado de injusticias, discriminaciones y prejuicios nos hace olvidar que podemos fluir y ser libres. Sin embargo, en este sistema también llamado capitalista patriarcal, ¿quienes podemos ser libres? Si desde la niñez nos machacan con controles, con juicios, con apegos, con autosabotajes, en resumen, con tan poca libertad. ¿Cómo podemos recordar la libertad si lo que conocemos más es justamente la falta de esta?  Así, más bien la falta de libertad y de posibilidad de fluir es la gran realidad que conocemos. Y no es de sorprender que la mayoría de las personas ni esté preocupada e incomodada con el hecho. Si solamente conocemos el controle, ello es nuestra “normalidad” y dentro de ella las personas tratan de ser felices cómo pueden y la sociedad les permite. Esta reacción no deja de ser inteligente y totalmente comprensible. ¿Cómo te vas a rebelar contra algo que aprendiste, por tus propias herramientas, maneras de manejar? ¿Cómo rechazar algo que no hay grandes modelos y ejemplos de que si es posible vivir de otra manera y mucho más que ello, que incluso se puede ser feliz de otras formas? Ver posts: “Si no pasamos las ideas por el corazón, las pasamos por el poder” y “Recordar lo que somos: otras rutas de libertad y felicidad”.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s